Sep 5, 2012; East Rutherford, NJ, USA; Dallas Cowboys linebacker Bruce Carter (54) and New York Giants running back Henry Hynoski (45) during the first half at MetLife Stadium. Mandatory Credit: Jim O

Los Vaqueros Desarrollan Identidad De Equipo Duro


En la NFL no dan puntos por jugar bonito, una victoria es una victoria y no hay por qué disculparse por ello. Pero tenemos que aceptar que la victoria de los Vaqueros contra los Gigantes no fue tan tranquila como hubiéramos esperado cuando se gana la batalla de los intercambios de balón 6 a 1.

Sin embargo, me parece que el juego de los Gigantes dice más acerca de la identidad de este equipo que el resultado final. Es cierto, los Vaqueros debieron haber definido el juego mucho antes y, de hecho, tomaron una amplia ventaja. Pero a estos Vaqueros simplemente les gusta complicarse la vida siempre, ¿no es así?

Sin embargo, la ofensiva cuidó bien el balón, DeMarco Murray peleó duramente por cada una de sus yardas y la máquina de turnovers Kiffin-Marinelli hizo el resto.

Esa es la definición de un equipo serio y combativo.

De hecho, por momentos me recordaron a los Cuervos o los Acereros de la década pasada. Quizá no ofensivas espectaculares, pero con un quarterback que juega inteligentemente y no trata de ganar el juego él solo; con un corredor que va de Norte a Sur, que pelea por cada pulgada del terreno de juego; y con una Defensiva física y agresiva especializada en robos de balón y en anotar sus propios puntos en el marcador.

Es decir, Romo estuvo OK, pero lo más importante es que no fue descuidado con el balón. 236 yardas, 2 TDs, 1 INT, son buenos números, pero muy cotidianos para los estándares de la NFL de nuestros días. Sin embargo, la intercepción no fue típica de Romo, sino tan sólo un error de novato.

Lo que me lleva a mi siguiente punto, los Gigantes estaban esperando que Romo les entregara el juego, como lo ha hecho en tantas ocasiones.

Aug 29, 2013; Arlington, TX, USA; Dallas Cowboys head coach Jason Garrett on the sidelines during the first half of the game against the Houston Texans at AT

Por eso continuaron sacando a Dez Bryant de la ecuación, tratando de meterse en la cabeza de Romo. ¿Recuerdan aquél loco partido contra Pittsburgh hace un par de años? Romo trató de hacer demasiado, cuando ni siquiera era necesario. Y al final, simplemente regaló el partido.

En esta ocasión vimos a un Romo más maduro, tomando lo que los Gigantes estaban dispuestos a darle, es decir los pases cortos y el juego terrestre. Consumiendo tiempo mientras tanto.

Por su parte, la Defensiva estaba en su festival de robos de balón. Ya sé que Eli Manning tuvo un montón de yardas, pero ¿recuerdan quien tuvo aún más yardas la temporada pasada? Así es, Tony Romo. Cuando te quedas atrás en el marcador, necesitas tirar muchos pases. Eso se traduce en muchas yardas, pero también en muchas intercepciones.

Además, Barry Church se vio dominante, Bruce Carter le robó el show a Sean Lee por una noche e incluso George Selvie provocó que algunos aficionados se preguntaran ‘¿Anthony who?’

Al final, esta renovada Defensiva consiguió la victoria con esos 5 robos de balón y esos 14 puntos anotados.

Quizá no fue una noche perfecta, pero en la primera semana de la temporada 2013 de los Vaqueros de Dallas, vimos a al equipo de Jason Garrett desarrollar una identidad de equipo duro, agresivo y combativo.

Siga a Luis en twitter @dominguez_luisf

Dick's Sporting Goods presents "Hell Week":

Tags: Barry Church Bruce Carter Dallas Cowboys Dez Bryant George Selvie Sean Lee Tony Romo Vaqueros De Dallas