Nov 10, 2013; New Orleans, LA, USA; Dallas Cowboys quarterback Tony Romo (9) against the New Orleans Saints during the second half of a game at Mercedes-Benz Superdome. The Saints defeated the Cowboys 49-17. Mandatory Credit: Derick E. Hingle-USA TODAY Sports

La División Aún Está En Manos De Los Vaqueros De Dallas


Ya lo sé. Yo también estoy decepcionado. Peor aún, estoy dolido. Esta temporada no debía haber sido de esta manera. No se suponía que fuera así. Pero permítanme recordarles que perder contra Nueva Orleans era lo que se esperaba.

Así que si lo piensa un momento, nada ha cambiado. Todo lo que los Vaqueros necesitan hacer es vencer a los Gigantes en Nueva Jersey, y a los Raiders y Águilas en casa, para amarrar el título de la División Este de la Conferencia Nacional.

La manera como perdieron en el Superdome fue ridícula, incluso dolorosa de ver; especialmente contra un par de ex-coaches asistentes de los Vaqueros. Muchas veces esta semana, me encontré imaginando cómo se habría desarrollado la carrera de Tony Romo si hubiera tenido a Sean Payton como su head coach.

Pero no nos hagamos eso a nosotros mismos. No vale la pena.

Concentrémonos en los Gigantes, Raiders y Águilas. Tres juegos ganables, contra tres equipos que los Vaqueros ya han derrotado este mismo año (aunque a los Raiders fue en la pretemporada).

Entiendo que esta defensiva no para a nadie. Pero también sé que la ofensiva tiene el potencial de ser una de las mejores en la liga.

Si lo piensa por un minuto, el juego contra Nueva Orleans fue el peor escenario para los Vaqueros; una poderosa ofensiva, como visitantes y en un domo.

Si los Vaqueros llegan a los playoffs, jugarían su primer partido en casa contra San Francisco o Carolina (esperemos que Nueva Orleans se lleve la División Sur).

Ambos equipos se ajustan más a las fortalezas y debilidades de los Vaqueros, fuertes defensivas contra las que habrá que apostar a que Tony Romo salga en su día; y ofensivas de opción con rápidos y habilidosos quarterbacks, pero nada en el nivel de un Peyton Manning o un Drew Brees.

Oct 13, 2013; Arlington, TX, USA; Dallas Cowboys defensive tackle Jason Hatcher (97) sacks Washington Redskins quarterback Robert Griffin III in the second quarter at ATThe Cowboys didn’t look that bad against RGIII in the first game against the Redskins, or against Terrelle Pryor in the preseason. Defenses have figured out how to stop the read-option.

También existe la posibilidad de tener que jugar contra Detroit, Chicago o incluso Green Bay. De los tres, los Empacadores de Aaron Rodgers serían la peor opción, pero también es la menos probable. Los Osos jugarán esta semana con Josh McCown como su quarterback, así que no hay mucho de que asustarse por aquí tampoco.

Y aunque es verdad que Calvin Johnson destruyó a la defensiva de los Vaqueros, también es cierto que Dallas estuvo a unos segundos de ganar ese partido.

Todo lo que digo es que los playoffs aún son posibles y que, una vez ahí, una victoria no sería tan descabellada.

Después de eso, no creo que podamos esperar mucho más. Pero tras haber visto lo que vimos la semana pasada, una victoria de playoffs en casa, debería ser más que suficiente.

Sigue a Luis en twitter @dominguez_luisf.

Tags: Dallas Cowboys Tony Romo Vaqueros De Dallas