Elogiando La Defensiva De Los Vaqueros De Dallas

Nov 28, 2013; Arlington, TX, USA; Dallas Cowboys cornerback Brandon Carr (39) intercepts the ball in the end zone against Oakland Raiders receiver Jacoby Ford (12) in the fourth quarter during a NFL football game on Thanksgiving at AT

Dos victorias en dos semanas consecutivas; es más, ¡dos victorias en cuatro días! Esto no es algo a lo que estemos acostumbrados los fanáticos de los Vaqueros de Dallas. Es la primera vez que sucede en la temporada y llega justo en el momento preciso.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que ambas victorias se dieron frente a equipos con récord perdedor. Es decir, estas victorias siempre estuvieron dentro de lo pronosticado. No es mi intención ser un aguafiestas, sino tan sólo refrenar toda esa euforia. Los Vaqueros no van a ir al Súpertazón este año. Aunque es verdad que han dado un par de pasos importantes para llegar a los playoffs.

Ahora todo el mundo está hablando de la segunda mitad perfecta de Tony Romo (y la extraordinaria última serie ofensiva del primer medio); o quizá están muy contentos de que Bill Callahan finalmente encontró un ataque terrestre. Pero yo, soy un poco raro lo sé, yo quiero elogiar a la Defensiva de los Vaqueros de Dallas.

Así es, leyó usted bien. Quiero elogiar a la históricamente mala Defensiva de los Vaqueros.

Permítame empezar por señalar que acaban de ganar un par de partidos vitales para sus aspiraciones sin su mejor jugador. Y para los estándares de los últimos años en Dallas, eso debería ser más que suficiente.

Sin embargo, aunque es verdad que son la peor Defensiva en la NFL en yardas recibidas por juego, la segunda peor Defensiva aérea, y la Defensiva terrestre número 28, de alguna manera han sido capaces de mantener casi todos los partidos (excepto contra Nueva Orleans) al alcance de la mano. En algunas ocasiones, esta Defensiva sin nombres, criticada por todos, ha incluso controlado y decidido los juegos.

Nov 28, 2013; Arlington, TX, USA; Dallas Cowboys defensive tackle Jason Hatcher (97) tackles Oakland Raiders running back Rashad Jennings (27) in the first quarter during a NFL football game on Thanksgiving at AT

Tomemos por ejemplo el partido del pasado jueves contra Oakland, cuando un Quarterback novato estaba teniendo un día de práctica contra la secundaria de los Vaqueros, pero aún así la Defensiva definió el partido con dos jugadas clave.

Primero, cuando nada le salía bien a la Ofensiva, la defensa tomó las riendas del juego y recuperó un balón suelto en la yarda 3. En la siguiente jugada DeMarco Murray anotó su primer touchdown del partido.

Ahí están siete puntos, así nada más.

Después, cuando el partido estaba en su momento definitorio y los Raiders amenzaban con empatarlo en el 4to cuarto, Brandon Carr mostró por qué Jerry Jones le pagó $50 millones de dólares por venir a Dallas, al interceptar un pase en la zona de anotación a Matt McGloin.

Si no siete puntos, al menos ahí fueron otros tres, ya que los Raiders se encontraban en posición de gol de campo.

Usted haga las cuentas. Esas dos jugadas significaron 10 puntos de la Defensiva. Los Vaqueros ganaron por 7.

Todo el mundo está obsesionado con la histórica cantidad de yardas permitidas por esta Defensiva. Pero yo creo que ya es hora que empecemos a considerar su segundo lugar general en takeaways o balones recuperados, como una estadística más relevante.

Los takeaways son la estadística más importante en el fútbol. Ganas la batalla de balones perdidos y ganas los partidos. Todo el mundo sabe eso.

¿Que no son la Defensiva más espectacular y que no logran detener a nadie? Bueno, supongo que no se puede tenerlo todo. Pero están recuperando balones y ganando los partidos.

Por esa simple razón, hoy he decidido elogiar a la Defensiva de los Vaqueros de Dallas.

Siga a Luis en twitter @dominguez_luisf.

Tags: Bill Callahan Dallas Cowboys Tony Romo Vaqueros De Dallas

comments powered by Disqus